© 2018 Azisa Drone Company.

  • Facebook - Grey Circle
  • LinkedIn - Grey Circle
  • Google+ - Grey Circle

En Azisa, gracias a nuestra apuesta por la innovación, hemos sido capaces de convertirnos en una empresa de servicios única en España. Ofrecemos a nuestros clientes una solución global capaz de acometer cualquier proyecto con seguridad y eficiencia mediante el uso de tecnologías no tripuladas.

Vuelos en exteriores

Disponemos de equipos dotados de la mejor tecnología, con lo que podemos fotografiar, grabar o escanear diferentes estructuras. Esto nos permite transformar esos datos en información útil para para labores mantenimiento preventivo, gestión de stocks, trabajos de topografía y obtener modelos 3D de las estructuras inspeccionadas.

Azisa Drone Company dispone también de un equipo submarino, que permite realizar inspecciones de elementos sumergidos de manera segura, evitando la entrada de personas en lugares peligrosos.

Fabricado en materiales de gran resistencia, nuestro ROV es capaz de sumergirse hasta los 300m de profundidad en agua salada. Dicha cifra, es más que suficiente para acometer cualquier tipo de inspección tanto en elementos de plataformas offshore como, por supuesto, en tanques, depósitos, sistemas de agua, etc.

El control de nuestro ROV se realiza íntegramente desde una estación de control en tierra, a la que va unido por medio de un cable de alimentación y señal reforzado con fibra de Kevlar.

A bordo, integra equipos como cámaras fotográficas de alta resolución y sensibilidad a la luz, sistemas de iluminación LED de intensidad regulable e incluso actuadores del tipo brazo robótico capaz de realizar operaciones de manipulación de objetos o toma de muestras.

 

 

 

ROV de Inspección Subacuática

Azisa Drone Company dispone también de un equipo submarino, que permite realizar inspecciones de elementos sumergidos de manera segura, evitando la entrada de personas en lugares peligrosos.

Fabricado en materiales de gran resistencia, nuestro ROV es capaz de sumergirse hasta los 300m de profundidad en agua salada. Dicha cifra, es más que suficiente para acometer cualquier tipo de inspección tanto en elementos de plataformas offshore como, por supuesto, en tanques, depósitos, sistemas de agua, etc.

El control de nuestro ROV se realiza íntegramente desde una estación de control en tierra, a la que va unido por medio de un cable de alimentación y señal reforzado con fibra de Kevlar.

A bordo, integra equipos como cámaras fotográficas de alta resolución y sensibilidad a la luz, sistemas de iluminación LED de intensidad regulable e incluso actuadores del tipo brazo robótico capaz de realizar operaciones de manipulación de objetos o toma de muestras.